Av. Kennedy Nº 5454, Of. 804, Vitacura.

De Colombia a Parque el Buchén

TESTIMONIOS

Los Mora-Restrepo son una familia muy unida, que gusta de disfrutar de los amigos, la naturaleza y de toda actividad que puedan realizar juntos. Fueron precisamente estas razones las que determinaron la decisión de esta familia proveniente de Colombia, en ser los primeros compradores de un campo privado en el Parque El Buchén.

Diego Mora y su familia, integrada además por su señora, Ángela Restrepo, y sus dos hijos; José María (16) y Antonio (14), llegaron a Chile hace 13 años por asuntos laborales. Actualmente nuestro país es su lugar de residencia, aunque además dividen parte del tiempo entre viajes a su natal Colombia y EE.UU.

La decisión de ser propietarios de un terreno en Parque El Buchén, fue muy planificada y tomada de manera familiar, como explica el empresario Diego Mora. “Cuando empezamos a buscar lo que queríamos comprar para desconectarnos y para compartir en familia, miramos básicamente las alternativas que hay en Chile: Refugio en la nieve, casa en la playa o campo. El Parque El Buchén fue lejos la mejor decisión familiar, porque es un lugar de recogimiento, que podemos usar todo el año, y que podemos disfrutar con amigos”.

¿Cómo supieron del Parque El Buchén?
Estábamos buscando un lugar que tuviera un bosque de este tamaño, cerca de Santiago, así que empezamos a recorrer toda la cordillera desde Los Andes hasta Curicó. Unos amigos muy cercanos habían comprado un campo muy cerca de acá, y nos dijeron que este terreno lo iban a empezar a parcelar, nos enteramos antes que salieran a la venta, y por esa razón fuimos los primeros en comprar en El Buchén. Conocimos el parque y nos fascinó, era lo que estábamos buscando; paz, tranquilidad y bosque.

¿Por qué una familia colombiana como la de ustedes buscó un bosque de tipo valdiviano como éste, con un clima tan distinto al que se puede encontrar en Colombia?
Los climas varían dependiendo de la altura, y nosotros somos de Bogotá, que está a 2600 metros. de altura. Bogotá permanentemente es frío, con una máxima de 20º y en días fríos amanece en 0º. Además toda la vida me crié en fincas, y esto es muy parecido a uno de los campos de un tío, entonces me trae bastantes recuerdos.

¿Qué fue lo que les gustó de este terreno en particular? Siendo los primeros en comprar pudieron haber elegido cualquier otro…
El campo por tradición necesita agua, entonces eso fue lo que privilegiamos en este sitio, la quebrada que trae agua. Además el tamaño del terreno hace que uno este totalmente independiente, si no queremos ver a nadie, no vemos a nadie, y nadie nos puede ver desde el camino. Contamos con un sitio privilegiado en bosque y agua.

¿Hace cuánto tiempo compraron?
Hace 2 años, no alcanzamos a construir el primer año, porque estábamos muy cerca del fin de la temporada de construcción, entonces nos dedicamos a ver el plano de cómo sería la casa.

¿Cuándo se comenzó la construcción de la casa?
Apenas acabó el invierno pasado, más o menos por septiembre, y tenemos que terminar antes de que empiece este invierno.

¿Cuál es la inspiración que tiene la construcción de su casa?
La casa está basada en la forma en que nos gusta vivir a nosotros, esto es un refugio para poder compartir con amigos alrededor del fuego y de la cocina.
Entonces, tenemos un módulo, que es un área abierta, en la cual está la chimenea, la tradicional cocina a leña y el salón de juegos. La idea es estar integrados en la amplia mesa de Coihue (para 14 personas) que mandaremos a hacer, o sea, es poder estar todos juntos reunidos.
El otro módulo es donde están las habitaciones, y además está contemplada una tercera etapa, donde estaría el dormitorio principal, autocontenido, cosa que si venimos solos algún fin de semana no tengamos que prender la chimenea para toda la casa, sino solamente en el cuarto principal.

¿Cuéntenos un poco de la mesa de Coihue que quiere mandar a hacer?
Para construir la mesa utilizaremos un hermoso Coihue caído (muerto) de 1,60 metros de diámetro que está en nuestro terreno. La idea es poder hacerla de un único corte, y ese precioso árbol nos da la posibilidad. Yo creo que cuando entra a un sitio como este, el único objetivo es cuidar la naturaleza, no intervenirla, y cuidar el entorno que tenemos. Si necesitamos trabajar algo con madera, hay suficiente de árboles que han caído con los años y podemos utilizar lo que queramos de ahí, y los demás árboles hay que cuidarlos.

Generalmente los jóvenes de la edad de sus hijos, gustan de lugares cerca de la playa o la nieve ¿Qué les atrajo a ellos del Parque El Buchén?
Los niños nuestros desde que nacieron están yendo al campo, montando a caballo y les hace mucha falta acá en Chile. Este es el sitio ideal para nosotros y está relativamente cerca de Santiago.

Volver a Testimonios

Wallpapers

  • responsive
  • responsive
  • responsive
  • responsive